Las baterías de la serie GP son utilizadas para un propósito general, hasta 5 años en modo de standby o más de 260 ciclos al 100% de carga en el servicio de ciclo. Como con todas las baterías CSB, todas son recargables, altamente eficientes, a prueba de fugas y libres de mantenimiento.