Los cables flexibles son utilizados para instalaciones eléctricas de uso general.

Los conductores de varios cables se utilizan en circuitos de alimentación, subestaciones de distribución, instalaciones industriales y comerciales, al aire libre o bajo tierra, en ambientes húmedos o secos.

Cada cable se rige a distintas normas de calidad dependiendo de su tipo y uso